No nos cansamos de analizar las diferentes plataformas y opciones que existen a día de hoy para el comercio electrónico. Lo que antiguamente podría resultar en un proceso complicado y lleno de tecnicismos, se nos presenta a día de hoy como algo realmente fácil e intuitivo.

Uno de los mayores exponentes en el e-commerce se llama Shopify, y son muy pocos los que trabajan vendiendo online que no conozcan ya esta plataforma. Y es que se trata del rey del comercio electrónico, con una potente escalabilidad, una estructura robusta, muy fácil de usar y actualizada constantemente.

En este artículo, también queremos echar un vistazo a Oleoshop, denominado por algunos como el Shopify español. No es tan conocido como este, pero presenta características y funciones que ciertamente no podemos pasar a la ligera. Así que, sin más dilación, vamos a analizar las dos plataformas de comercio electrónico y a contarte lo que sabemos.

Introducción a Shopify y Oleoshop

Shopify tiene su origen en Canadá, y su propósito es ayudarte a crear una tienda online sin la necesidad de saber de programación o de diseño. Surgió como una completa caja de herramientas que ayuda al comerciante, o futuro comerciante, a comenzar a vender el mismo día de la creación.

La principal ventaja de Shopify respecto a otros competidores es su completa funcionalidad en la nube (Saas), la cual permite almacenar y configurar tu tienda online completamente en línea, ahorrando tiempo y costes de instalación, quebraderos de cabeza con actualizaciones manuales, configuración de la seguridad y capacidad del servidor y un largo etcétera.

Comienza tu negocio ShopifyEs decir, el usuario que entra por primera vez en Shopify solo necesita crear una cuenta y seguir el proceso de instalación para tenerla lista en pocos minutos. Claro está que necesitaremos un tiempo para poder configurar nuestros productos o servicios dentro de la misma, así como el diseño y las funcionalidades extra, para que todo quede como lo queremos enseñar al mundo.

Si nos hubieran dicho hace no tantos años que podríamos gestionar una tienda online de miles e incluso millones de euros de facturación desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento, nos hubiese costado imaginarlo. Hoy ya es una realidad.

Esto en cuanto a Shopify. ¿Y Oleoshop? Más de lo mismo.

Oleoshop también se basa en un modelo SaaS (si tienes curiosidad sobre las siglas significan software as a service en inglés) que predispone a tener tu tienda online completamente en la nube. Elimina así la complejidad de tener que instalar manualmente el software de tu tienda y preocuparse por los tejemanejes que puedan surgir. Todo está en la nube.

Oleoshop crea tu tienda online

Esta plataforma de comercio electrónico fue creada en España de la mano de Xavier Mingo. El desarrollo de Oleoshop comenzó en el año 2011, pero sería el año 2014 cuando vería su primera versión oficial.

Oleoshop es capaz de gestionar tanto la tienda del barrio más modesta como una empresa de considerable tráfico. Al igual que Shopify, sus planes de suscripción están divididos según las necesidades del empresario y las funcionalidades que quiera adquirir. Lo veremos un poco más adelante.

La verdad es que la empresa ha conseguido hacerse un hueco en la fiebre del emprendimiento en España. La crisis de 2008-2009 obligó a las empresas a reinventarse y a los trabajadores a buscar soluciones más autónomas. Poco después de año y medio de su salida, ya contaban con 100 clientes en activo y empezaron a planear su exportación a Latinoamérica.

¿Qué tal si analizamos las características de cada plataforma? Vamos a ello.

Instalación y facilidad de uso

Hemos visto en la introducción un pequeño resumen sobre la instalación tanto de Shopify y Oleoshop. Al ser plataformas que funcionan íntegramente en la nube, la instalación se ha simplificado hasta el punto de que no se diferencia demasiado de crear una cuenta en cualquier otro servicio.

El objetivo de ambas es facilitar las cosas todo lo posible para que solo nos tengamos que centrar en vender y cuidar a nuestro cliente, y todo ello comienza desde el primer minuto. Crear cuenta, introducir los datos básicos, especificar la naturaleza de tu negocio y voilà. En la siguiente ventana ya tendrás a tu disposición los respectivos paneles de control para ir directamente al grano.

¿Qué pasa si no queremos contratar un plan de suscripción desde el primer momento? ¡Sencillo! Una prueba gratuita. Tanto en Shopify como en Oleoshop, tienes a tu disposición una prueba gratuita (14 días y 30 días respectivamente) para poder trastear con todas las herramientas. Si no te convence ninguna de las dos, no pasa nada. No tienes ningún compromiso.

Prueba gratis 14 dias Oleoshop

Y en el caso de seguir adelante, debes saber que tu progreso no se perderá. Todas las configuraciones realizadas en las tiendas permanecerán hasta que decidas dar el salto. Se te presentarán las diferentes opciones de suscripción y la elección será tuya y solo tuya.

Drag and drop ShopifyLas dos plataformas de e-commerce son realmente intuitivas, ya que cuentan con la funcionalidad drag and drop que permite configurar y personalizar la tienda arrastrando los módulos al lugar deseado. Todo está donde tiene que estar, incluyendo una interfaz accesible a todas las funciones a las que quieras acceder.

Por otro lado, si queremos utilizar nuestro propio dominio contratado de manera externa a las plataformas, también podremos hacerlo. Son todo comodidades.

Apariencia y diseño

Pocas cosas hay tan importantes como un buen diseño de la tienda. No exageramos, un gran porcentaje de compras abandonadas en el comercio electrónico es causado por un diseño poco atractivo, poco intuitivo o poco eficiente.

Tenemos que pensar en el diseño de nuestra tienda online como si se tratara de un escaparate en una tienda de calle. ¿Cómo podemos atraer a los clientes? Y una vez allí, ¿cómo podemos hacer que se sientan cómodos con lo que tienen a su alrededor?

Shopify cuenta con temas tanto de pago como gratuitos en su tienda. El foco está puesto en el objetivo de cada tema, siendo tan diversos como tipos de producto existen para vender. Los temas se dividen en páginas de producto, páginas centradas en la comunicación con redes sociales, páginas diseñadas para un sector más industrial, etc. Antes de aplicar el tema, podemos ver una previsualización de ejemplo y, por supuesto, están adaptadas para dispositivos móviles.

Plantillas gratuitas ShopifySi eres de los que te cuesta decidir, la tienda de Shopify te ofrece aquellos temas trending y recomendaciones específicas.

Por ejemplo, nos pueden recomendar temas que van como un guante para:

  • Restaurantes o especialidades culinarias
  • Temas diseñados específicamente para productos cosméticos
  • Temas minimalistas para aquellos que no quieran sobrecargar el diseño.
  • Temas para grandes inventarios
  • Temas para incluir vídeos y productos en 3D
  • Etc.

Están diseñados por expertos y el catálogo es realmente enorme. La diferenciación de tu competencia no será un problema.

En Oleoshop también disponemos de un catálogo dentro del selector de temas. Cabe destacar que su número es más reducido y la tienda no dispone de tantos temas a elegir como en Shopify. Es algo obvio debido al tamaño de esta plataforma, que no tiene tanta cuota de mercado como su competidor principal.

Plantillas Oleoshop crear tienda online

Sin embargo, sí que tenemos un número importante a elegir, y las elegantes previsualizaciones nos permitirán hacernos una idea aproximada de lo que obtendremos. A su vez, están pensadas para satisfacer necesidades concretas de productos específicos. Sea como sea, el editor incorporado nos permitirá jugar con los colores y la distribución de cada tema. No te faltarán opciones.

¿Que necesitas más? No pasa nada. Oleoshop te pone en contacto con diseñadores profesionales para que escojas a quien te pueda echar un cable. Todos los temas están construidos con los estándares que esperamos.

Gestión de la tienda y del producto

Todo eso está muy bien, pero solo hemos visto la punta del iceberg por el momento. Ahora pasamos a la funcionalidad propia de la tienda. ¿Cómo se gestionan los productos en nuestro negocio con estas plataformas? ¿Qué particularidades encontramos?

Una vez creada nuestra cuenta en Shopify y habiendo elegido el diseño que más nos gusta, accederemos a la posibilidad de añadir los productos. Esto se puede hacer antes de configurar tu tienda hasta el más mínimo detalle, por supuesto, pero recomendamos establecer una bases para tenerlo todo ordenado desde el primer momento. Para ello es muy probable que necesites de add-ons, de los que hablaremos más abajo.

Productos ShopifyBien, cualquier plan de Shopify, desde el plan más básico, nos permite introducir una cantidad ilimitada de productos. Podremos acceder a los perfiles de los clientes y a su historial de pedidos de manera rápida, para poder conocer mejor sus hábitos de compra y ofrecerles una experiencia de venta más personalizada. Aunque, si lo prefieren, también podrán realizar una compra sin la necesidad de crearse una cuenta (algo que es engorroso cuando no queremos, ciertamente).

Clientes ShopifySi no eres un negocio que tenga los productos en inventario, el dropshipping se adapta perfectamente a la plataforma. Se integra con aplicaciones como Inventory Source, Ordoro y eCommHub. A su vez, podrás acceder al inventario en cualquier momento, el cual se actualiza automáticamente, también cuando ocurren los temidos reembolsos.

¿Qué no vendes nada físico? No hay problema. Los productos digitales también son otra opción. Y en el caso de ser exigente con las variaciones de productos y la organización de los mismos por categorías, temporada y demás, el panel de control de Shopify también te ayudará a ello. Cada variación de producto podrá tener su propio precio, peso y lugar en el inventario.

Si tenemos que destacar algo de Shopify es la gran comodidad y facilidad de uso respecto a la gestión del inventario y de los pedidos. Con la aplicación móvil también podrás contactar directamente con un cliente y realizar todas las gestiones necesarias de manera rápida, te encuentres en la oficina, en casa o en una cafetería tomando tu expreso favorito.

En Oleoshop se pone un gran énfasis en el producto. No le falta lógica, al final toda la tienda gira alrededor de la presentación del mismo. Sí, el diseño y la funcionalidad son importantes, pero si no podemos mostrarlo a los clientes tal y como queremos, se nos complica el asunto.

Al igual que con Shopify, Oleoshop permite la venta de productos digitales. Un ejemplo es la venta de entradas para cursos online u otro tipo de eventos que ocurran en la vida real. Las plazas se actualizarán automáticamente conforme se vayan vendiendo las entradas, como en un inventario con productos físicos.

Plantilla Oleoshop productos digitales

Para ayudar con la presentación de tu producto, Oleoshop soporta imágenes en alta resolución, incluyendo el zoom de alta calidad y un autoescalado de las imágenes. Cada producto tiene variaciones infinitas a ser añadidas: tallas, colores, tamaños, capacidad, etcétera, que tiene su propio espacio en el inventario. La organización en Oleoshop tampoco resulta escasa. Si necesitas agrupar tus productos en categorías o colecciones diferentes, podrás hacerlo.

Oleoshop productos tallas colores tamaños

Los vídeos, un gran punto a favor. Las fichas de productos disponen de una opción para enlazar vídeos de YouTube o Vimeo. Si decides mostrar tu producto con vídeos, esta es tu herramienta. Además, las capacidades táctiles nativas que ofrecen para añadir a tu tienda son realmente atractivas.

Por último, aunque Oleoshop provenga de España, su soporte multilenguaje te permite internacionalizar tu tienda para hacer acto de presencia en los países en los que vayas a vender. Ya no hay excusa para cruzar la frontera.

Si tenemos que decantarnos por una de las dos plataformas, elegiríamos Shopify por una sencilla razón: la aplicación móvil. La gestión de la tienda en Oleoshop es robusta y está adaptada al cliente móvil, pero carece de una app específica para la gestión de todos los asuntos relativos al back-office que Shopify sí puede realizar. Si quieres utilizar tu smartphone para la gestión de tu negocio, Shopify es tu elección.

El proceso de pago y el envío

Cuando un cliente realiza una compra con Shopify, estará protegido con un certificado SSL completamente gratis. Este certificado garantiza que toda la información de los métodos de pago y las transacciones estén protegidas al mismo nivel de seguridad que utilizan los bancos.

Para realizar el pago, Shopify dispone de un método propio llamado Shopify Payments. Es la pasarela de pago predeterminada de la plataforma, y con la que no te cobrarán comisiones extra, aunque sí comisiones de venta según el plan que tengas contratado.

Shopify Payments

Justo al final del artículo, analizaremos por encima dichos costes. De momento, únicamente decir que también se aceptan tarjetas de crédito como Visa, Mastercard y Discover, al igual que PayPal y hasta Bitcoin. Puedes consultar la web oficial para leer un listado completo de las pasarelas de pago establecidas en cada país.

Las tarifas de envío al realizar los pedidos se pueden calcular automáticamente, al poder estar integradas con los transportistas más relevantes, pero también se pueden configurar las tarifas por precio fijo, por niveles, respecto al peso, distancia y un largo etcétera. Y si quieres establecer un envío gratis, no hay ningún problema.

La pantalla de pago está disponible en más de 50 idiomas y el tema de la tienda se puede traducir a las necesidades del país destino. Los impuestos se calculan y actualizan dependiendo de la ubicación.

Vamos con Oleoshop. Las formas de pago aceptadas por esta plataforma son Redsys, CECA, PayPal, PayU, Sofort y TefPay. Los clientes podrán realizar sus pagos a contrareembolso, en recogida en tienda, por anticipado o por transferencia bancaria. Y, por supuesto, con tarjetas de crédito o débito convencionales.

Oleoshop Redsys CECA PayPal PayU Sofort  TefPay

En cuanto al proceso de compra, cabe esperar de Oleoshop lo mismo que otras plataformas de comercio electrónico. Si quieres ofrecer a tus clientes la opción de realizar una compra como invitados, deberás activar la opción en su panel de control.

Dicho panel de control también cuenta con opciones para desactivar los impuestos si precisas vender en el extranjero. La configuración de las zonas y envíos se podrá modificar para establecer diferentes países destino para tus productos fuera de España. Oleoshop también ofrece la opción de habilitar puntos de recogida para tus clientes.

Marketing y SEO

Tanto Shopify como Oleoshop están construidas para ayudarte con el SEO, es decir, que tu página web aparezca lo más arriba posible de los resultados de búsqueda cuando busquen tu producto específico.

Más en concreto, Shopify admite las prácticas más eficientes de SEO, como las etiquetas, la configuración de los encabezados y los metatítulos y metadescripciones. Toda la información que se envía a Google estará pensada al detalle y se podrá configurar con tus propios parámetros.

SEO ecommerce ShopifyEl detalle de Shopify es que incluye créditos de Google Ads. Si gastas 25 dólares en publicidad de Google, recibirás 100 dólares. Una buena manera de lanzar tu primera campaña sin desembolsar una gran cantidad de dinero.

Como herramientas adicionales, en Shopify podrás animar a tus clientes a dejar sus reseñas (que influirán en el SEO), la plataforma generará mapas del sitio web cada vez que lo actualizas, podrás crear códigos de descuento para fidelizar a tus clientes, usar tarjetas de regalo, integrarte con redes sociales y también vender en Facebook sin salirte de la red social.

El punto fuerte de Oleoshop radica en el estilo de las ofertas mostradas. Tiene la capacidad de presentar un escaparate de productos de muchas maneras diferentes, con diferentes logotipos, rótulos y colores llamativos para atraer la atención de los clientes potenciales.

Oleoshop herramientas promocion

Sus herramientas de promoción te permiten realizar descuentos automáticos, crear cupones de descuento y destacarlos de manera llamativa ya sea por oferta, disponibilidad o rebajas. También permite a los clientes dejar recomendaciones, que son similares a las reseñas que Shopify maneja es su plataforma, una gran manera de aumentar las conversiones de tu tienda. El boca a boca es más poderoso que nunca.

Add-ons y componentes

Lo diremos ya: Shopify gana por goleada respeto a los add-ons. Te invitamos a visitar su tienda para descubrir todas las funciones adicionales que podrás adquirir para tu negocio. Los más robustos y populares suelen ser de pago, pero también existen algunos que son gratuitos.

Shopify app store add-ons¿Qué podemos hacer con los add-ons? De todo, incluyendo la instalación de todo un sistema de atención al cliente, integración avanzada con redes sociales (como un feed de Instagram), marketing con WhatsApp, integración con email marketing, y muchos otros. La app store es realmente inmensa.

Oleoshop dispone de los llamados componentes, que son funcionalidades extra que puedes añadir a tu tienda online, pero no dispone de una tienda tan grande como tiene Shopify.

Componentes OleoshopLo entendemos, su negocio es más pequeño. De todas maneras, eso no le resta profesionalidad ni potencia, ni mucho menos. Lo que sí es verdad es que si queremos que nuestra tienda crezca a un nivel de negocio más que considerable, Shopify nos va a ayudar mucho más.

Precios

Los precios de Shopify pueden dispararse dependiendo mucho de los add-ons y temas que contrates, pero los planes de suscripción se pueden resumir en la siguiente tabla:

Tabla comparativa de precios Shopify

Oleoshop dispone de cuatro planes de suscripción diferentes:

  • Basic: 19 € al mes
  • Medium: 29 € al mes
  • Professional: 49 € al mes
  • Premium: 79 € al mes

Conforme vayamos adquiriendo planes superiores, nuestra tienda tendrá más servicios disponibles. Por ejemplo, en el plan Medium ya tendremos la capacidad de gestionar hasta 50.000 € al año de negocio (sin IVA), códigos de descuento y la posibilidad de vender y gestionar entradas.

Sin embargo, en el plan Basic solo tendremos la capacidad de añadir 100 productos y 2 GB de almacenamiento, por lo que se nos puede quedar algo corto una vez crezcamos. Si queremos establecer descuentos por grupos de clientes y configurar productos de manera avanzada, necesitaremos el plan Premium. Cabe destacar que es posible contactar con ellos para establecer un plan a medida.

Conclusión

La conclusión es sencilla de resumir: Shopify funciona perfectamente tanto para negocios pequeños como para los negocios más grandes, sobre todo si contratamos Shopify Plus siendo una gran empresa. Los add-ons ofrecen una experiencia ilimitada.

Oleoshop es un servicio más básico, centrado en pymes y con opciones más limitadas. Puede ser una buena idea si estamos buscando un volumen de negocio que no sobrepase unas cantidades demasiado altas, pero se nos quedará limitado cuando crezcamos.

En CRISP STUDIO nos especializamos en Shopify y ayudamos a nuestros clientes a crecer mediante esta popular y robusta plataforma de comercio electrónico. Contacta con nosotros y te ayudaremos con tu negocio. ¿Empezamos?

Si te ha gustado este post sobre Shopify y Oleoshop seguro que querrás leer: