Entrevistamos a Kintxo Cortés, Country Manager de Shopify en España, lleva trabajando en la empresa desde octubre 2019, después de haber finalizado su carrera con la empresa de alojamientos Airbnb en la que dedicó 6 años de su vida.

Kintxo ha trabajado en otras startups y empresas tech como Amino Apps (NYC) o StepOne Ventures (Madrid) y a pesar de haber viajado tanto y haber vivido la experiencia internacional, remarca con orgullo su lugar de procedencia, Bilbao.

En este capítulo hablaremos sobre los ecommerce crossborder, sobre la plataforma de venta online Shopify y sobre cómo operar para triunfar.


Conoce a Kintxo Cortés

CRISP: Antes de empezar, quisiera que nos contaras un poco acerca de ti. Quien eres y a qué te dedicas ahora?

Kintxo: Soy el country manager de shopify para España llevo 8 meses trabajando en el puesto y llevo casi toda mi carrera enfocada a trabajar en empresas de tecnología y en startups, es la primera vez que trabajo en el sector del ecommerce pero he trabajado en marketplaces y cosas que tienen mucha relación con el ecommerce, y como dato importante, soy de Bilbao, jeje.

C: A qué retos se enfrenta un Country Manager de un negocio tan disruptivo en un país como España?

K: A muchísimos retos, al final el ecommerce es una industria super interesante y a la vez muy compleja ya que tiene varias partes: marketing, shipping, plataforma de ecommerce… hay un montón de piezas muy complejas que en cada país funcionan de una manera diferente; puede ser un funcionamiento muy similar al de todos los países del mundo pero cada mercado en concreto tiene sus idiosincrasias.

Los retos son muchos; el primero quizás sea lanzar el producto al mercado en concreto y el segundo, es entender la mejor manera de crecer en el mercado, que al final es que los comerciantes con los que trabajamos estén contentos pero que mucha gente nos conozca. Al final, Shopify está alcanzando mucho nombre en los últimos meses en España pero hay mucho trabajo que hacer para que mucha gente sepa que estamos presentes ya aquí y que el producto está bastante afilado para poder operar aquí.

C: Qué consejo le darías a todas esas personas que pretenden seguir un camino profesional similar al tuyo?

K: Al final es clave saber de lo que sabes y reconocer de lo que no sabes. Para mi ha sido super importante el tener gente cerca a la que poder preguntar muchas cosas y eso es super importante, el reconocer que hay gente que lleva operando en un nicho de este sector que sabe mucho más que tú y tener la humildad y saber pedir ayuda cuando uno lo necesita. CRISP por ejemplo es un buen ejemplo de una agencia en la que me he apoyado para aterrizar Shopify en España porque tiene mucha experiencia, pilotáis mucho el producto y es un ejemplo de las muchas relaciones que estoy haciendo y la mucha gente con la que estoy hablando para entender mejor el mercado y operar mejor. Pero es eso, saber tener a tu gente de confianza que sabe más que tú, tenerlas a mano y saber pedir ayuda cuando uno lo necesita.

C: Y qué consejo le darías a tu versión de hace 10 años?

K: Tantos… a nivel profesional yo creo que he tenido la suerte de trabajar un poco en España y luego irme al extranjero. Creo que una cosa que he aprendido fuera y que me hubiese gustado saber hace 10 años es que la gente cuando empezamos a trabajar en España tenemos la concepción de que eres un ejecutor. Alguien va a hacer un plan por ti y te va a decir el paso a paso que debes seguir. Te pagan por ejecutar. Hay un cambio de chip que uno hace con unos cuantos años más de experiencia trabajando, y ese cambio de chip es entender que se te está pagando para hacer una tarea obviamente, pero se puede aportar muchísimo valor aportando ideas nuevas, con nuevas propuestas, entendiendo el negocio e intentando hacer que el negocio crezca.

Seguramente a nivel profesional me diría que me centre en las cosas que estoy viendo en el día a día y si ves cosas que son mejorables y que pueden aportar valor haz propuestas, habla con tu jefe, explícale qué ves que no funciona y ten un plan alternativo para que las cosas funcionen mejor.

A nivel personal me diría algo muy tópico: que seas muy curioso, que trates de mantenerte al día con lo que está pasando, que no te cortes en preguntar a compañeros que llevan cosas diferentes a las tuyas. Se trata de crear esa curiosidad para aprender, conocer y ver.

El futuro del ecommerce

C: Háblanos de ecommerce, qué es lo primero que se te pasa por la cabeza?

K: Te voy a volver a contestar con otro tópico y es que para mí, ecommerce es oportunidad. Yo he trabajado en industrias diferentes y estoy viendo ecommerce, lo que está pasando y lo rápido que se mueve. El mundo está cambiando y el mundo de ecommerce va a tener muchos cambios muy grandes en los próximos años y hay oportunidades de hacer cosas espectaculares.

Es un cambio continuo, una carrera de galgos; la oportunidad es muy grande, lo que hace que haya muchos players que estén interesados en llevarse un trozo de ese pastel y esto conlleva a que la competencia crezca y es una carrera brutal.

Consejos sobre ecommerce

C: Entiendo que has conocido a emprendedores a lo largo de tu carrera, tras esta experiencia, cómo crees que debería empezar una empresa pequeña a vender online?

K: Lo más complicado es dar ese primer salto de lanzarse a probar algo. Yo creo que la gran barrera a la hora de empezar a operar online o de arrancar un negocio es dar ese primer paso de hacerlo, que se dice pronto pero puede dar mucho vértigo. Mi recomendación es que se pongan una tarde a trastear y que arranquen y que las cosas no tienen que ser perfectas desde un inicio, que la gente no tenga miedo a probar con cosas que no son definitivas, pero sobretodo que se arranque. Al final mentalmente nos ponemos muchísimas limitaciones. Se tiene que probar, saltar, hacerlo mal la primera vez y no tener miedo a hacerlo mal.

C: Crees que la internacionalización de un ecommerce es importante? Crees que vale la pena enfrentarse a tanta competencia? Con Shopify es posible hacerlo?

K: Vivimos en un mundo hiperconectado y aunque competir en un mercado internacional hace que los estándares de competición sean más agresivos, la oportunidad es mucho más grande. Son dos approaches muy diferentes, sí que creo que hay nichos de negocios donde no pensar en internacional e ir a doméstico tiene sentido, pero por lo general hay muy poca gente que haya montado una empresa y no esté a medio-largo plazo pensando en conquistar otros mercados.

España es un mercado de 48 millones de habitantes con un volumen bastante interesante donde puedes empezar a testear, puedes arrancar un negocio sostenible y grande incluso. Como primera etapa enfocarte en el mercado doméstico me parece super acertado, pero sí que creo que hoy en día es más fácil que nunca el operar un negocio de manera internacional.

Si, 100%. Al final, por darte un dato cross border, que es el número de ventas que se hace en el extranjero, representa un porcentaje por encima del 30 o casi 40% de la facturación de nuestras tiendas en España, que es super alto, hay limitaciones y no siempre es super sencillo pero por supuesto que se puede y la prueba está en que nuestros comerciantes lo están haciendo ya.

C: Cómo crees que ha afectado la crisis del Coronavirus al ecosistema español del ecommerce?

K: La gente habla muchísimo de la parte del merchan, de la parte del comerciante, pero ha afectado muchísimo más a la parte del comprador. Esto ha acelerado mucho la transición de que la gente se sienta mucho más cómoda operando online y comprando online hay muchos tipos de producto que antes la gente se mostraba reticente a al hora de comprarlos por internet pero yo creo que ya no lo es tanto.

Creo que el gran cambio ha sido de la parte del consumidor. De hecho, el comprar de una marca que no tiene presencia online se hace hasta raro, es un canal que se tiene que tener si quieres ser una marca reconocible. En la parte de los merchants, yo creo que al final ha habido de todo. Ha habido verticales de producto que han sufrido un poco más como puede ser el tema de moda (aunque ya se esté recuperando). Pero otros verticales como farma, fitness, etc.. han pegado un crecimiento brutal. Ha tenido un efecto en la parte del consumidor súper grande porque la gente está mucho más cómoda que antes haciendo transacciones online y la parte del merchan está acelerando a que muchísima gente pase del offline al online y luego hay verticales que antes no tenían tracción y ahora la tienen.

También tenemos verticales que a principio de la pandemia sufrieron muchísimo y ahora se están recuperando. En general, el efecto ha sido súper positivo.

C: Tienes alguna asignatura pendiente u objetivo en mente?

K: A nivel profesional estoy trasteando con arrancar mi propia tienda. Pero al final, como decía antes, hacer las cosas tu, arrancarte a hacer algo, trastear, es algo super importante y estoy en ello, este es mi reto profesional no ligado a mi trabajo en Shopify más importante ahora mismo.

En la parte personal, me gusta muchísimo correr y estoy tratando de hacer las seis maratones más grandes del mundo, me quedan dos: Londres y Boston.

Hablamos de Shopify

C: Que nos puedes contar sobre Shopify como plataforma? Cuéntanos tu experiencia o la de algún emprendedor que hayas conocido y que utilice shopify para hacer crecer su negocio.

K: Yo tuve la suerte en el pasado de trabajar en una empresa como Aribnb. Esta empresa no inventó nada sino que democratizó o hizo muy popular el concepto de alquilar la casa de alguien y durante mis años ahí fui viendo cómo la empresa creció muy rápido y como fue concentrando capital, atrayendo talento y se fue creando un momento muy interesante en el que la empresa se fue haciendo con mucha cuota de mercado.

Con shopify estoy viendo un poco lo mismo, al final, yo creo que es una empresa en la que se llevan muchísimos años operando super bien, ha conseguido crear mucho movimiento y que está ahora mismo en un momento que está atrayendo talento, tiene capital y está ejecutando muy bien. La velocidad en la que estamos creando nuevos futures, la ambición con la que estamos intentando tratar nuevos verticales de negocio hacen que ya seamos la mejor plataforma de ecommerce que hay en el mercado pero se está creando ese momentum al que he hecho referencia cuando he hablado de Airbnb, creo que los próximos años van a ser apasionantes como empresa, como producto, como tecnología y como solución en general.

Hay ejemplos super buenos; hay empresas como Pompeii de zapatillas o Pukas Surf, que han sabido torear muy bien la tormenta del covid, son empresas que han nacido con catálogos de producto muy cortos, con muy pocos recursos y han sabido escalar a cosas muy grandes. Es espectacular como Shopify te da la flexibilidad y escalabilidad para poder hacer crecer tu negocio hasta facturaciones increíbles.


¡Muchas gracias lectores por haber seguido la entrevista con Kintxo Cortés linea por linea!

Podréis contactar con él a través de su perfil de LinkedIn - Kintxo Cortés y acceder a la entrevista a través de este link para escucharlo en vuestra plataforma favorita.

Suscríbete al blog de Crisp Studio y recibe nuevos artículos y podcasts, mantente informado sobre las últimas novedades del mundo del ecommerce.

Si tienes algún proyecto en mente o quieres ponerte en contacto con nosotros, no dudes en hacerlo, estaremos encantados de hablar contigo. También puedes visitar la web de Crisp Studio - www.crispstudio.es y descubrir todo lo que podemos ofrecerte.

Si te ha gustado este post sobre Shopify seguro que querrás leer: